,

Por Qué Un Buen Aspecto No Es Suficiente Para Tener Éxito Con Las Mujeres

A no ser que tengas un aspecto físico impactante, confiar solo en tu aspecto para conquistar mujeres no es una buena estrategia y tendrás que aprender juego. ¿Por qué? Porque los resultados que un hombre puede alcanzar únicamente a través de su apariencia son enormemente inconsistentes y no se puede confiar únicamente en ello.

Por esto el concepto de “ligas” en el mercado sexual es un error. Si ves a una chica y no te acercas a ella porque piensas que está “fuera de tu liga”, te estás haciendo un flaco favor, ya que nunca vas a saber con certeza qué tipo físico busca en un hombre antes de acercarte a ella.

El aspecto físico es un indicador poco consistente del éxito

Para explicar lo que quiero decir, permíteme contarte un poco sobre mi propia experiencia. Por supuesto, es difícil para cualquiera ser completamente objetivo respecto su apariencia, pero si me veo obligado a describirme a mí mismo probablemente buscaría algo como “bastante guapo, no muy alto”.

Aunque seguro he atraído a mujeres unicamente con mi apariencia sin tener que usar una gran cantidad de juego, ciertamente no estoy en la categoría de modelo masculino que menciono arriba.

Poniendo un ejemplo una chica con la que tuve una relación hace un par de años me puntuó, como un 8.5. Mi sensación es que fue bastante generosa, y que deberían restarse un par de puntos. De hecho, estoy en un lugar en el vasto y gris centro del mercado masculino, donde sospecho que muchos otros chicos, probablemente la mayoría, también se encuentren.

¿Qué significado tiene este resultado con las mujeres? Que son inconsistentes (cuando se basan únicamente en tu aspecto) y en ocasiones tremendamente impredecibles. He ligado con 9s y he sido rechazado brutalmente por 6s.

Cuando miro miro atrás y veo fotografías de mí mismo en el instituto o universidad, puedo ver que era bastante decente. ¿Tenía muchas chicas a mi alrededor? Claro que no.

Contrarios al juego

Aquí es donde los contrarios al juego que escriben comentarios del tipo “solo les importa tu imagen” quedan retratados. Porque si tomo la puntuación de aquella chica como mi valor real, entonces podría decir que era un chico guapo, ¡un 8,5! Me olvido del juego y la psicología y me quedo sentado a esperar que me lluevan proposiciones.

Pero no funciona así.

Para empezar, tu aspecto (y tu valor en el mercado sexual en general) siempre se juzgan de forma contextual, y siempre habrá alguien mejor que tu (o más rico, más poderoso, más fuerte o lo que sea).

Hace un par de semanas conocí una chica bielorrusa muy sexy. Rubia, delgada y de 24 años, confió en que la mayoría de los hombres le pondrían entre un 8.5 o 9. Tan pronto como la conocí, esta chica me lanzó indicativos de interés (IOI). Más tarde intercambiamos los datos de contacto y, de golpe, ella empezó a enviarme mensajes sexualmente cargados de flirteo. Tuvimos una cita mas tarde en un club donde las cosas se pusieron bastante “tensas” entre nosotros.

Todavía había trabajo que hacer, pero no había duda de su atracción hacia mí, y no necesite ningún tipo de juego para que se acercara a mi.

Ojala siempre fuera así.

Luego, el sábado fui a un club lleno de chicas muy guapas -y hombres altos y guapos- donde era muy difícil para mí conseguir cualquier tipo de interés por parte de alguna chica. Probablemente hable con alrededor de 20, la mayoría no querían saber nada y sólo logre conversación con un par de ellas.

Mi punto es que en teoría soy alguien que podría ser acusado de usar el comodín de “chico guapo”, por algún hombre que esté algunos puntos por debajo de mí en la escala. Pero la cruda realidad es que yo no puedo «confiar» en mi aspecto físico más que él.

Estilo

He estado pensando mucho sobre los indicadores de interés (IOI) recientemente y sería una mentira decir que no considero que sean un elemento muy importante de mi juego. Cuanto más consciente seas de esas pequeñas señales que las chicas nos lanzan para mostrar que le gustas, mejor. Significa que tus acercamientos son buenos, y que que es más probable sacar un resultado positivo del acercamiento.

Pero ten en cuenta que indicadores de interés (IOIs) no sólo están ligados a tu apariencia. Una chica puede mostrar interés en base a tu confianza, en la forma en que caminas, en la forma de hablar, en tu lenguaje corporal, tu ropa, tu estilo, de hecho, en todo sobre ti. La buena noticia aquí es que la mayoría de esas cosas están completamente bajo tu control.

Tengo un estilo bastante bueno, una mirada distintiva y manera ser. Me visto bien, hablo con propiedad y estoy seguro de mi mismo. Esto es el resultado de trabajar en uno mismo, trabajo que he emprendido durante muchos años y creo que es el motivo de tener mas acierto con mujeres que en mi adolescencia y 20s (cuando era atractivo, si no más que ahora).

Pero en aplicaciones como Tinder que se basan únicamente en el aspecto no funciono tan bien, así como un chico con aspecto físico impactante. O en lugares como los clubes donde el aspecto es primordial, el éxito que logro se produce en gran medida a través de mi confianza, arrogancia y pose dominante en la que me aproximo.

Míralo de esta manera, si solo confió en “mi atractivo” y espero a que las chicas se acerquen a mí, entonces probable vuelva a casa con las manos vacías.

La verdad es que el aspecto (y en particular el aspecto masculino) está mas en el ojo del espectador y sujeto a los gustos y preferencias individuales de ese espectador. Sí, si realmente eres un modelo masculino de primer nivel, entonces tu aspecto de por si te lo pondrá suficiente fácil para que no tengas que preocuparte mucho en usar el juego para conseguir una cita (aunque siempre necesitarás algo de juego). Pero si tu propia estética no es de un nivel superior, entonces los principios del juego son absolutamente esenciales si desea introducir algún nivel de consistencia en tu vida sexual.

Antes de aprender juego mi acceso a las mujeres era extremadamente irregular. A pesar de que de vez en cuando dormía con alguna chica atractiva, estar solo varios meses era algo común, y las chicas tendían a dejarme cuando se daban cuenta que era beta sin idea de cómo manejarlas.

Fue sólo cuando interiorice los principios del juego que pude lograr el tipo de vida sexual abundante y regular que siempre había deseado. Mientras tanto, mi apariencia prácticamente no cambió, demostrando inequívocamente que es la manera en como interaccionas con las chicas, en lugar de la forma en que te ves, lo que realmente marca la diferencia.

[Total:5    Promedio:3.6/5]