,

¿Que podemos aprender del sacrificio de Ignacio Echeverria?

Será recordado por su heroica actuación

“El español desaparecido en Londres” fue tendencia por el acto final que realizó en vida.

Ignacio Echeverría era un joven de 39 años nacido en Ferrol (Galicia) que en la actualidad vivía en Londres, trabajando para el banco HSBC.

El caso es que el joven español, según explican los amigos que le acompañaban, regresaba a casa en bicicleta después de una tarde practicando skate con la tabla colgada a su espalda. Al cruzar por Borough Market, cerca del puente de Londres, observo como un hombre atacaba una mujer con un cuchillo, así que soltó la bici y le golpeó con su monopatín.

Al instante, otros dos de los terroristas se abalanzaron sobre él y lo apuñalaron, dejándolo tendido en la acera y dirigiéndose justo después a por los amigos, quienes -indefensos- escaparon y perdieron así la pista de su amigo.

“Yo he visto cómo le apuñalaban, le hicieron como plas, al clavárselo”. Así describió Guillermo -uno de sus amigos- la última imagen que tuvo de Ignacio Echeverría, el madrileño de origen gallego de 39 años, que según parecen indicar los echos, falleció en ese momento.

Guillermo -el susodicho- es su amigo, y también uno de los testigos presenciales del horror que se vivió en London Bridge:

“Parecía que había una pelea unos metros para adelante, como 15 o 20 metros, parecía una pelea. Y ya te fijas y ves como que un tío está pegando como a una tía, a una chica, pero ensañándose. Y ya de repente, la próxima cosa que recuerdo es a Ignacio ya allí, como en la pelea, dándoles patinazos a todos los tíos que estaban allí protegiéndose como podían. Claro, un patinete contra un cuchillo así y tres o cuatro tíos… te van a matar, tienes que tener mucho valor, mucho valor”. – Contaba Guillermo.

Entonces, Guillermo continuo narrando que: “Ignacio yacía en el suelo y le he perdido y, la próxima cosa que recuerdo es que tenía a uno así con el cuchillo, yo ya lo tenía al lado, he cogido y he salido de allí lo más rápido que he podido”.

Una vez puestos en contexto sobre los últimos minutos de vida de Ignacio. Hacemos la siguiente pregunta.

¿Que podemos aprender del sacrifico de Ignacio Echeverria?

En primer lugar, algo que los medios generalistas parece que nos echen en cara continuamente. Si, Ignacio Echeverria era un hombre, además, con una posición laboral acomodada trabajando para una multinacional, seguramente debido a un gran empeño en su formación académica que dice mucho de su persona.

En segundo lugar, algo que se intenta esconder o parece que no se quiere recordar según la tendencia mediática de los últimos años. Los hombres también pueden ser Héroes. Por mas que los medios de comunicación y algunos grupos políticos de nueva oleada se empeñen en machacar la conciencia de una parte de la población.

Cada día sabemos que muchos hombres dan sus vidas de forma anónima por intentar salvar la vida de otros. Militares, bomberos, agentes de seguridad, pilotos de aeronaves de emergencia, salvamento marítimo.

Pour finir

Como hombre. Que nunca nadie te diga que gozas de ningún privilegio, o que, por haber nacido de un genero en concreto, eres mas propenso a ser un asesino o a ser mas violento. La supuesta sociedad llamada equivocadamente por algunos “patriarcal”, se sostiene gracias al sacrificio de muchos hombres que han dado sus vidas a lo largo de la historia, ya sea en guerras mundiales o en sucesos a nivel local. Y si queremos seguir gozando de libertad y progreso, mas nos vale que siga siendo así.

Hoy Ignacio Echeverria nos trae un poco de luz en esta era tan oscura, donde solo se sabe asociar al genero masculino todo el mal que padece este, nuestro mundo.

Nadie debería morir por causas no naturales, pero llegado el momento tomaste la decisión de luchar en vez de huir, y eso te otorgara un lugar en nuestro valhalla. Jamas olvidaremos el héroe que se enfrento con su skate al terror mas grande que vivimos en nuestra era.

D.E.P. Ignacio Echeverria.

[Total:2    Promedio:5/5]