, ,

Olvida la Meditación Guiada

La meditación guiada (o no) no tiene nada que ver con la religión o la práctica espiritual.

Se ha comprobado científicamente que la meditación es el mejor ejercicio para mantener una mente sana. Es el “ir al gimnasio” par la mente.

En primer lugar, tienes un concepto que necesitas digerir.

La mente es solo una herramienta para usar, esa voz interior no eres tu. Tú eres el que la percibe, el que puede oírla.

Cuando construyes el hábito de la meditación puedes escuchar esa voz hablando todo el día, porque ese es su trabajo. Para buscar problemas que resolver, para comentar sobre el clima de mierda, para pensar en tu ex, etc. La mayoría de las veces solo habla mierda sobre ti. Pero cuando sabes que lo que dice no es cierto, es sólo su trabajo decir cosas, dejas de tomarlo en serio.

El tipo de meditación que estoy a punto de describir se llama: Meditación Mindfulness o Vipassanā en el budismo. Olvídate de las complicaciones como la meditación guiada o músicas para meditar.

Mindfulness es la capacidad de saber lo que está sucediendo en tu cabeza en cualquier momento sin ser llevado por ella. Lo que comúnmente se conoce como: estar en el momento.

Esto te da la capacidad de responder sabiamente a cualquier evento. Ser consciente te dará una opción en cualquier situación para tomar el enfoque correcto y no dejarse llevar por sus pensamientos como un perro rabioso. Y al igual que aprender una nueva habilidad, se necesita tiempo para dominar.

Hay dos enfoques.

1) Cuando vas a un lugar para meditar en el que reducir las distracciones. (Ejemplo: tu habitación)

2) Cuando meditas en cualquier momento durante el día sin estar “solo”.

Primero: Ir a un lugar

Haz esto al menos 15 minutos al día.

• Establece una alarma antes de hacerlo, para evitar pensar en el tiempo.
• Siéntate con la espalda recta.
• No cierres los ojos completamente y elije un punto fijo delante tuyo para mirar fijamente.
• Ahora, trae tu atención a la SENSACIÓN de la respiración. (Puede estar en tu estómago, garganta, nariz, etc.)

Esto será aburrido, pero no te preocupes, todos sentimos esto al principio. “El truco esta en notar cuando tu mente está vagando y volver a tu aliento, una y otra y otra vez … Y cuando haces eso, es como un “curl” de bíceps para tu cerebro.”

Siempre que notes que perdiste la concentración, GENTILMENTE vuelve a SENTIR tu aliento y continua tu meditación. NO LUCHES O TE ENFADES.

Al principio tus pensamientos te alejarán repentinamente como un tren furioso. Esto es normal. Toda tu vida te dejabas llevar por tu mente, y ahora la estas domando, la mente no te dará una pelea fácil. Intentará distraerte porque estás tan apegado a ella. Tendrás miedo, porque será como perderte a ti mismo. No sigas con eso. Céntrate en tu misión, se consistente.

Segundo: En cualquier momento

Puedes meditar dondequiera que estés. Es difícil porque las distracciones serán más probables. Pero si estas “aburrido”, esperando en un semáforo o esperando tu turno para el doctor, caminando por la calle, comiendo: elije meditar.

Elije una opción para estar donde estás y observa lo que está sucediendo. Deja de jugar a Candy Crush. Ejercita tu mente. Siente y mira el mundo que te rodea.

[Total:3    Promedio:4.7/5]