,

Por Qué Necesitamos Machos Alfa

¿Sufrimos una crisis de machos alfa?

Hace unos días descubrí algunas estadísticas sobre el declive en la masculinidad que me han preocupado desde el momento en que las vi. Aquí esta la pieza clave:

“En los últimos años, una pregunta a empezado a ser tendencia, “¿Donde se han ido todos los hombres?” Aunque hay una serie de teorías en cuanto a la respuesta, una encuesta británica publicada por YouGov puede arrojar algo de luz sobre el problema.

Entre otras cosas, la encuesta preguntó a los participantes acerca de sus impresiones de la palabra “masculinidad” y encontró una brecha generacional sorprendente:

“Tanto los jóvenes como las jóvenes tienen una peor opinión de la “masculinidad” que las personas mayores, pero los hombres jóvenes son críticos más severos del concepto que las mujeres jóvenes. En contraste, la mayoría de los hombres jóvenes (58%) tienen una impresión positiva de “feminidad”, al igual que la mayoría de las mujeres jóvenes (55%). En general, la “feminidad” tiene una puntuación de positividad neta de +56 en comparación con +44 para la “masculinidad”. ”

Y el gráfico:

 

Para aquellos que creen que el patriarcado es la raíz del mal en el mundo, estos números son probablemente motivo de celebración. Pero tal vez no. Mientras que los hombres jóvenes están renunciando a su virilidad, las mujeres todavía parecen quererlo.

Como Bonnie Tyler preguntaba en su canción – I Need a Hero- “¿Dónde han ido todos los hombres buenos?”. Bien, han sido machacados. Muchos de ellos carecen de un padre fuerte en casa, habiendo sido criado por una madre soltera. El sistema educativo hace poco a nada para ayudar a los chicos a convertirse en hombres buenos. En la televisión, en las películas y en los anuncios, ¿cuándo ven a un hombre fuerte y virtuoso? Sólo dos se acercan a las representaciones tradicionales de los hombres fuertes. Uno es el Capitán América. E incluso él es un súper héroe, no un hombre de verdad. Sin embargo, podemos ver lo mucho que las cosas han cambiado por la forma en que su comportamiento y el lenguaje se destacan en comparación con un Tony Stark o cualquier otro personaje masculino. Él es refrescante y un anacronismo. Chris Kyle de EL Francotirador es otro. Pero él, también, choca con los sentidos modernos como una reliquia de una edad diferente.

Incluso la moda está haciendo todo lo posible para que los hombres jóvenes afeminados con vaqueros skinny y la ropa que, a propósito, minimiza el físico masculino.

Aunque puede ser cliché, hay mucha verdad en el monólogo de apertura del padre en El Francotirador. Hay mal, hay lobos, y una sociedad necesita hombres fuertes y virtuosos – hombres masculinos – para mantener el orden y proteger a los débiles. Y también, parece ser una afrenta a la cultura de hoy.

Mientras que nos gusta fingir que las cosas son diferentes en el siglo 21 y hemos progresado, la verdad es que no lo hemos hecho. La naturaleza humana sigue siendo la naturaleza humana. La Segunda Guerra Mundial no será la última guerra mundial. Hitler, Tojo, Stalin, Mao, ISIS, y el resto no serán los últimos tipos malos. Al igual que en el pasado, como vemos hoy en Oriente Medio y África, los lobos a menudo son muy poderosos, violan y saquean, esclavizan y conquistan.

Pero incluso cuando no nos enfrentamos a estas grandes batallas de nuestra era, somos desafiados por los lobos en nuestra vida diaria. Hay, por supuesto, quienes siempre van a saquear a los débiles. Si los buenos no son más fuertes que los lobos, ¿qué los detendrá?
La democracia por sí sola no lo hará. Siendo honestos, la democracia -como todas las sociedades- requiere que los machos alfa mantengan el orden y apliquen los valores de la sociedad contra aquellos que actuarían por su propia voluntad de poder. Vote todo lo que quiera, pero si nadie sigue las leyes, no tienen sentido.

Por supuesto, también es importante notar que cuando hablamos de necesitar masculinidad y hombres fuertes, no sólo reconocemos la realidad biológica, sino que también pedimos un comportamiento virtuoso. Necesitamos hombres fuertes que se aferran a sus deberes hacia sus familias, para apoyar y proteger a sus esposas e hijos, que actúan con honor a quienes les rodean, que buscan la verdad, la belleza y la bondad.

Por desgracia, para recuperar esos hombres, deberíamos replantearnos que necesita nuestra sociedad y empezar a alabar otro tipo de comportamiento. Excepto por algunos ejemplos puntuales, no busques en Hollywood, los medios de comunicación o el sistema educativo para hacerlo. Si queremos hombres fuertes, entonces los hombres y mujeres con esas virtudes tendrán que asumir la responsabilidad y hacer su trabajo.

[Total:17    Promedio:3.8/5]